23 de abril de 2013

Charla sobre meteoritos caídos en Badajoz.


Ayer lunes, 22 de abril, se celebraba el "Día de la Tierra"y nosotros lo hicimos de una manera especial. Con una charla, podríamos llamarla "un regalo caído del cielo". En nuestra Biblioteca, los grupos de 4º de ESO pudieron disfrutar de las palabras de Chema Corrales Vazquezprofesor de Didáctica de las Ciencias Experimentales en la Facultad de Ciencias de la Educación, que nos habló de Meteoritos, volcanes y otras curiosidades científicas de aquí, de Badajoz.




Para tal evento contamos con la asistencia de dos "artistas invitados". Dos fragmentos de meteoritos, uno el de Guareña, otro el de Olivenza;  cedidos gentilmente por el IES Zurbarán con el que trabajamos hace tiempo en la recuperación del patrimonio científico histórico del antiguo Instituto Provincial de Badajoz.


 

El meteorito de Guareña cayó el 20 de julio de 1892 fragmentado en 3 trozos (32 kg, 7,200 kg y ? ). El fragmento más grande dejó un cráter de un metro de diámetro y una profundidad de unos 75 centímetros. Coordenadas oficiales: 38º44' N, 6º1' W.

Según podemos leer en el diario Hoy de 12/03/2013:

El cura donó el aerolito mayor a Antonio Cánovas del Castillo, entonces presidente del Gobierno, y el pequeño se donó a la Comisión de Monumentos de Badajoz. Se quiso sacar tres muestras del aerolito pequeño para ser analizado por expertos pero se fracasó en el intento tras la dureza de la piedra, hasta que finalmente se optó por dar martillazos y conseguir cinco muestras que se analizaron en días posteriores. Uno de los trozos de 165 gr. se mandó a Sevilla, otro de 168 gr. se destinó para el análisis químico de Enrique Iglesias, profesor de química del Instituto de Badajoz; otro de 185 gr. fue para el Gabinete de Historia Natural; otro de 155 gr. se envió a Alfonso Vilanova, catedrático de la Universidad de Madrid; y el último trozo de 29 gr. se lo reservó para sí el secretario de la Comisión.

El meteorito de Olivenza del 19 de junio de 1924 y con un peso de entre 60 y 70 kg dejó una huella de medio metro de diámetro y aproximadamente otro tanto de profundidad. Coordenadas oficiales: 38º43' N, 7º4' W.

...a esa hora en el campo los cuatro hermanos Pacheco Cordero se encontraban recogiendo guisantes. Uno de ellos, María, de 17 años, contó que estaban ocupados en esa faena cuando oyeron tres fuertes detonaciones, entonces levantaron la mirada y vieron que hacia ellos se dirigía una gran masa ardiendo y envuelta en humo blanco. Venía derecho hacia los cuatro hermanos, pero ya muy cerca de ellos hizo un extraño giro, al que atribuyeron haber salvado la vida, que desvió su trayectoria hasta caer a cinco metros de donde ellos se encontraban ("El meteorito de Olivenza, Lucas Fernández Navarro, 1925).

Os dejamos con un fragmento de la charla. Desde aquí queremos agradecer al ponente todo el interés y la infinita paciencia que tuvo con nosotros.

video